La memoria de los Enlhet

Las constelaciones históricas

Alrededor del año 1927 se inició una serie de sucesos en el país de los enlhet que iba a cambiar radicalmente el andar del pueblo. Los ejércitos paraguayo y boliviano habían comenzado la exploración del Chaco en el marco de los preparativos para una guerra –la Guerra del Chaco (1932-1935)– durante la cual dos naciones criollas iban a pelearse entre sí por las tierras de los enlhet y otros pueblos indígenas de la región, para subyugar éstos después a sus modelos colonialistas. Paralelamente, varios grupos de menonitas se asentaron con familias enteras en medio del país de los enlhet. Como si eso no hubiera sido suficiente, en 1932 el pueblo enlhet fue castigado por una violenta epidemia de viruela que, según estimaciones, costó la vida a más de la mitad del mismo. Ver más.

Sobre este inicio del contacto con el llamado mundo civilizado se produjeron procesos que pueden resumirse de la siguiente manera: hace 85 años, antes de la ocupación del territorio autóctono por militares e inmigrantes, el pueblo enlhet era independiente. Hoy vive expuesto a una larga e intensa asistencia política e ideológica de fuera y etá reducido a barrios obreros o comunidades rurales. Hay un eje articulador del proceso que relaciona estos hitos: la rendición enlhet ante el mundo ajeno que venía imponiéndose con mucha fuerza y violencia; ver más. Esta rendición, que se manifestó en bautismos masivos hacia fines de los años 1950, expresó a la vez la renuncia a lo que había sido válido hasta aquel momento y la reorientación según modelos ajenos. Simbolizó la división entre dos modos de vida: entre una tradición vigente, pero obstaculizada, cuestionada y reprimida, y un futuro bajo condiciones inciertas, pero prometidas, promovidas e impuestas. Ver más.

A lo largo de estos procesos, la manera en la cual los enlhet vienen hablando de su mundo propio se ha cambiado significativamente. Han perdido, pues, el acceso a los lugares concretos de su país. Paralelamente, el contacto intenso con el medioambiente, que constituía uno de los elementos constitutivos de la vida enlhet, casi no existe. Al mismo tiempo, la espiritualidad propia fue sometida por una religión ajena; sus prácticas de aprendizaje fueron sobre-escritas por las imposiciones de la institución escuela; y así se podría seguir. En consecuencia, carecen de los estímulos para hablar, a partir de una experiencia concreta, de los contenidos relacionados a aquello que era su mundo. Han dejado de hablar, así, sobre mucho de lo que hace la memoria del pueblo, y las generaciones más jóvenes han perdido el acceso a la misma. La memoria del pueblo se ha encubierto, y hoy es común que se hable mal de lo propio aunque se sigue viviéndolo diariamente. Ver más.


En respuesta a esta situación, una  agilización de la memoria el pueblo puede

  • incrementar las posibilidades de diferenciar.

  • facilitar, así, la articulación de la vida actual entre una práctica propia y proyecciones que orientan hacia propuestas desligadas de la vida real del pueblo.

  • apoyar el desarrollo de una actitud crítica a las dinámicas de sometimiento y sumisión que esté nutrida de categorías propias.

  • proveer de un reservorio de expresiones propias que sirven como base para reanudar la tradición creativa y expresiva del pueblo.

  • Las ediciones

    A partir del año 2001 Nengvaanemkeskama Nempayvaam Enlhet está recopilando sistemáticamente la memoria de los pueblo enlhet y enenlhet-toba a través de los relatos de aquellos ancianos y ancianas que se han criado todavía en un marco de vida independiente del nuevo mundo que venía instalándose. Son personas de las diferentes regiones del País de los Enlhet que cubren, a la vez, los temas más importantes de la vida enlhet tradicional y de su historia reciente. Por ejemplo, algunos hablan de las fiestas o piensan desde los ancianos con poder. Otros profundizan sobre la comida tradicional, sobre el uso de aquello que el medio ambiente proveía, o sobre la destrucción del mismo. Otros, a su vez, hablan de la Guerra del Chaco y de la llegada de los blancos; o se refieren preferentemente a la dimensión política de los cambios y de la convivencia de hoy; ver más. La recopilación y edición de los testimonios se realiza en la lengua propia del relator.

    ediciones de audio

    en las seis lenguas enlhet-enenlhet. Las ediciones de audio contienen relatos originales en unidades de 15 minutos y fueron emitidos en una de las emisoras radiales locales. Con más de 300 ediciones se ha creado una biblioteca hablada formidable que tiene la ventaja sobre la edición escrita de que mantiene la voz original del relator y atiende, a la vez, que la lectura está sólo débilmente empleada entre los enlhet. Ver las ediciones.


    ediciones de audio

    visuales en las lenguas enlhet, enenlhet-toba y guaná. Con la electrificación del Chaco en los últimos años, en muchas casas hay reproductores de DVD y estas ediciones audivisuales se ven bastante. Ver las ediciones.


    ediciones de libros

    en las lenguas enlhet, enenlhet-toba y guaná. Además de los textos publicados, se están procesando los testimonios de aproximadamente 35 enlhet y enenlhet-toba, mujeres y hombres, para su posterior publicación como libros en la respectiva lengua. Ver las ediciones.


    traducciones

    al castellano, alemán e inglés. El valor básico de los relatos es aquél que tiene para el pueblo mismo, y la recopilación de la memoria enlhet está pensada para el mismo. Al mismo tiempo, los relatos de los ancianos pueden entenderse como un aporte al diálogo de los enlhet con otros actores de la sociedad paraguaya. Para cumplir con esta función deben ser traducidos a las lenguas de los vecinos criollos (el castellano) y mennonitas (el alemán). Ver las ediciones.